Como parte del apoyo que la Organización de los Estados Americanos –OEA-, le brindará al país en la prevención de la desnutrición crónica, este día, representantes de la organización no gubernamental “Comunidad Prometea” y de la OEA, conocieron los avances en la implementación de la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica y la metodología que Guatemala ha desarrollado en el tema de cambio de comportamiento, a su vez ellos compartieron su experiencia en otros países, para apoyar y mejorar este proceso en Guatemala.

En la actividad, se establecieron algunas líneas generales del apoyo que pueden dar a la implementación de la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica, adicionalmente participarán en Panajachel, Sololá, para conocer el trabajo desarrollado específicamente en los temas de cambio de comportamiento y gobernanza.

Rafael Salinas, subsecretario técnico de SESAN, mencionó: “Se ha pedido apoyo a la OEA en dos temas: el primero relacionado con la implementación del programa de cambio de comportamiento dentro de la estructura del ministerio de Desarrollo Social –MIDES-, el segundo tiene que ver con el fortalecimiento de gobernanza”.

En Panajachel, Sololá, observarán como se están realizando los procesos de socialización de la estrategia, tanto a nivel municipal y comunitario”, finalizó Salinas.

Comunidad Prometea es una empresa social que se especializa en crear espacios de diálogo con las comunidades, trabaja y apoya a organizaciones en Latinoamérica a profundizar sus vínculos con las comunidades con las que trabaja, a través de dinámicas interactivas y lúdicas utilizando el teatro participativo entre otras actividades, para mejorar la comunicación y colaboración.

Aproximadamente en dos meses, la delegación de la OEA regresará a Guatemala para presentar la propuesta de apoyo que brindará a Guatemala para lograr la meta presidencial, de reducir en 10 puntos porcentuales la desnutrición crónica en infantes menos de dos años para 2020.

 

La Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SESAN- en el marco de la sub comisión de cambio de comportamiento de la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica 2016-2020, evaluará el impacto del “Diplomado de comunicación para el desarrollo de gobernanza en seguridad alimentaria y nutricional” impartido en marzo a personal institucional de Totonicapán, Huehuetenango y Jalapa. 

El objetivo del “taller de experiencias con subcomisiones y facilitadores para lecciones aprendidas y reorientación de planes de trabajo, como resultado del sistema de monitoreo comunitario”, es intercambiar experiencias de actividades a nivel comunitario de cambio de comportamiento y compartirán el proceso de gestión en términos de seguridad alimentaria y nutricional en sus comunidades.

En este encuentro participarán dos representantes institucionales y comunitarios de cada Comisión Municipal de Seguridad Alimentaria y Nutricional–COMUSAN- de Jalapa, Totonicapán y Huehuetenango, estos últimos forman parte de los siete departamentos intensificados por la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica.

Analuisa Guillén de Fortalecimiento Institucional de SESAN expresó: “tenemos el compromiso de verificar que los procesos se están realizando como se encuentran definidos en el esquema de la estrategia, es importante darle acompañamiento institucional para tener incidencia y cumplir con la meta del Presidente de la República, Jimmy Morales, de reducir la desnutrición crónica en 10 puntos porcentuales en infantes menores de dos años para 2020”.

La metodología del taller incluye la presentación y socialización de videos como herramienta de comunicación para el desarrollo, sociodramas enfocados en temas de nutrición, higiene y Ventana de los Mil Días. Incluirá, además, trabajo de grupo, diálogos intermunicipales, entre otros temas.

El taller se impartirá el jueves 6 y viernes 7 de marzo en Panajachel, Sololá, con la participación de representantes de los ministerios de Salud Pública y Asistencia Social –MSPAS-, Educación –MINEDUC-, Agricultura Ganadería y Alimentación –MAGA-, Desarrollo Social –MIDES-, municipalidades y representantes comunitarios.

La actividad se llevará a cabo con el apoyo financiero y técnico del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia -UNICEF-.

Como parte de las actividades del programa, Escuelas para Padres del municipio de Santiago, Sacatepéquez, la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional fortaleció los conocimientos de 250 padres de familia en tema SAN, evento coordinado de forma conjunta con el Consejo Municipal de Desarrollo –COMUDE-.

Escuela para Padres es una iniciativa impulsada por la Dirección Municipal de la Mujer, en Santiago, tiene como finalidad llevar talleres de capacitación a padres de familia en diferentes temas, atendidos por instituciones que conforman la Comisión Municipal de Seguridad Alimentaria y Nutricional –COMUSAN-.

Lisbet Ruiz, monitora de SESAN, comentó la dinámica y temas impartidos: “trabajamos con la Escuela Estados Unidos de América, fortaleciendo temas importantes para el desarrollo infantil como: hábitos higiénicos, preparación de alimentos, alimentación nutritiva para la familia, la importancia del desayuno y almuerzo previó a llegar al centro educativo, así como, la preparación de una refacción rica en nutrientes para el niño”.

Ruiz resaltó: “es fundamental reforzar estos hábitos alimenticios para garantizar el rendimiento escolar en los niños, con una dieta balanceada que contenga: verduras, frutas, cereales y lácteos ya que un niño que llega al aula con hambre no va a prestar la atención necesaria para su aprendizaje”, puntualizó.

En este evento se comunicó además la necesidad de que los padres de familias lleven a sus hijos a los puestos de salud, para su control de peso y talla, así como, cuando el niño presente alguna enfermedad diarreica o respiratoria que acudan a los servicios de salud para recibir el tratamiento adecuado y el suministro de micronutrientes.

Participantes manifestaron su interés en la conferencia, pronunciando sus inquietudes sobre el tema, para lo cual se programarán nuevas pláticas como parte del Plan Operativo Anual en SAN.

Esta experiencia también han sido replicadas en Ciudad Vieja, en donde se contó con participación de estudiantes del sexto grado primaria con temas específicos en SAN y la Ventana de los Mil Días, actividad que busca la integración de la familia en el cambio de comportamiento en el hogar.

En los últimos 5 años, en el corredor seco guatemalteco, ocurrieron eventos climáticos extremos, principalmente déficit de lluvia, relacionado con el fenómeno de El Niño. En Centroamérica y Guatemala, durante los últimos años ha existido prolongación de la canícula, pero no hubo declaración oficial del fenómeno de El Niño. El déficit de lluvia ha provocado daños y pérdidas en los cultivos de granos básicos, de los agricultores de infra y subsistencia del Corredor Seco.

Esta situación afecta la seguridad alimentaria y nutricional en el corto y mediano plazo, la capacidad de recuperación de los hogares afectados, incrementando su vulnerabilidad a la inseguridad alimentaria y nutricional.

Para atender este problema recientemente se aprobó en el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional el Plan de Respuesta para la Atención del Hambre Estacional 2017, el cual incluye líneas de acción para el abordaje institucional y comunitario.

Marvin De Paz, subsecretario Administrativo de SESAN, comentó: “de acuerdo a la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura –FAO- al mes de marzo de 2017, los pequeños agricultores de varias regiones del país tienen reservas de maíz y frijol en promedio para un mes y medio, por lo que el plan es de importancia para atender estos temas”.

Durante la presentación del Plan de Respuesta para la Atención del Hambre Estacional 2017, se proyectaron informes sobre las poblaciones vulnerables de acuerdo al calendario estacional, según el Programa Mundial de Alimentos –PMA-, en el 2016 se identificaron 178 mil hogares con inseguridad alimentaria y nutricional -InSAN- severa y moderada, planteando una estimación en pérdidas del 40 y 60% de pérdidas en granos básicos dentro del corredor seco.

Por su parte el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentaria –MAGA-, presentó un informe preliminar, en donde se identificó en 2016 una afectación en maíz y frijol en 99 municipios con afectación en un promedio de 123 mil 201 familias afectadas.

Las líneas de acción que contempla el Plan de Respuesta para la Atención del Hambre Estacional 2017 son:

• Alerta temprana
• Prevención, tratamiento y seguimiento de casos de desnutrición aguda
• Asistencia técnica agropecuaria y forestal
• Agua y saneamiento
• Asistencia alimentaria
• Armonización y articulación de actores

Durante la primera reunión del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, -CONASAN-, presidido por el vicepresidente de la República, Jafeth Cabrera, el comisionado para la Reducción de la Desnutrición Crónica en Guatemala, Andrés Botrán presentó los avances que presenta la estrategia para prevenir y reducir la problemática en el país.

Como parte de este informe el comisionado Botrán, presentó una situación general de país en los temas de salud materna e infantil, desnutrición aguda, estado nutricional en niños menores de dos años, desnutrición crónica por quintil de ingresos.

La desnutrición crónica es un problema que tiene toda la sociedad guatemalteca, obviamente lo padece en mayor proporción el quintil inferior de ingresos, pero es un problema que afecta a todo el país y que es prioridad en el gobierno del presidente de la República Jimmy Morales”, comentó el comisionado Botrán.

Botrán resaltó: “de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud Materno Infantil –ENSMI-, 14.5% de los niños presentan bajo peso al nacer, lo que indica que la Ventana de los Mil Días no se está ejecutando a cabalidad, siendo en esta etapa en donde debemos enfocar esfuerzos y hacer un cambio”.

De acuerdo a la presentación de la situación de la desnutrición crónica en Guatemala, en los últimos 28 años, este problema únicamente se ha reducido un 15% en el país, con un promedio de 0.5% anual, dentro de las causas de este corto avance se menciona:

• Falta de voluntad política
• No se habían definido bien las metas
• Incorrecta identificación de la población objetivo
• No se tomó en cuenta la evidencia
• No hubo definición estratégica
• Demasiados ejecutores
• Falta de recueros / compromisos

Tomando en cuenta esta experiencia y premisas, la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica en Guatemala, es el resultado de la prioridad del presidente Morales, con una meta clara de reducir en 10 puntos porcentuales la desnutrición en el país, para lo cual se cuenta con listados de 300 mil niños a atender en los primeros cuatro departamentos focalizados que son: Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz y Chiquimula.

 

El secretario de Seguridad Alimentaria y Nutricional, German González, participó este jueves en una reunión en el Salón del Pueblo, del Congreso de la República, en donde presentó ante la Bancada Convergencia de ese organismo, los avances y contribuciones que ejecuta la secretaría para recudir las brechas en el tema de equidad de género.

Este acercamiento fue presidido por la diputada Sandra Morán, jefe de la Bancada Convergencia, quien expresó a representantes de los diferentes ministerios y secretarías del Gobierno de Guatemala, la necesidad de contribuir desde cada ámbito en la creación y funcionamiento de las unidades de género, atendiendo el Acuerdo Gubernativo 260-2017, que establece la implementación de este espacio. 

Sobre los objetivos de esta reunión la legisladora Morán resaltó: “las unidades de género son los brazos de la Secretaría Presidencial de la Mujer, para la coordinación de la aplicación de la Política Pública de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres, finalmente lo que queremos es cambiar la vida de la mujer guatemalteca y estas unidades son estratégicas para este objetivo”.

Durante su presentación el secretario de SESAN, German González, comentó: “en la SESAN fue creada por acuerdo interno 5-2014, la Unidad de Género, Pueblos Indígenas e Interculturalidad. En la secretaría se realizan esfuerzos para promover la participación de las mujeres, como el “espacio amigo de la lactancia materna” de los pocos existentes en la institucionalidad pública, el cual promueve el derecho de las colaboradoras de amamantar a sus hijos”.

Dentro de la Política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional existe un espacio para trabajar el tema de unidad de género de manera transversal en la acciones que realiza cada secretaría y ministerio, para prevenir la desnutrición crónica y aguda en Guatemala”, puntualizó González.

Como seguimiento a este tema se programó en septiembre un próximo acercamiento para analizar los avances que cada institución del ejecutivo realiza para fortalecer la inversión de las unidades de equidad de género y su incorporación al presupuesto de funcionamiento 2018.