Este día se reunieron equipos técnicos de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SESAN- y del Centro para la Acción de la Responsabilidad Social Empresarial, en Guatemala –CENTRARSE-, para re activar el convenio de cooperación interinstitucional, en el cual SESAN ha acompañado el proceso de formación para la medición de talla y peso de niños menores de cinco años, hijos de los colaboradores de algunas empresas asociadas a Centrarse.

Juan Pablo Morataya, director ejecutivo de -CENTRARSE- mencionó: “a través del “Programa Juntos” estamos formando a empresas del sector privado sobre las consecuencias y efectos de la desnutrición crónica, como un abordaje integral en la reducción de ese flagelo en el país”.

“Con este trabajo conjunto, se demuestra que la colaboración entre el sector público y el privado es posible, que las alianzas para el desarrollo son el único camino que tenemos para erradicar problemáticas como la desnutrición crónica que afecta a Guatemala, lo vemos como una oportunidad de evidenciar la capacidad de articular acciones”.

Analuisa Guillén, de Fortalecimiento Institucional de SESAN indicó: “se adaptará el convenio a la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica, para que las empresas socias de Centrarse que han estado vinculadas a este proceso adapten las intervenciones que realizan con las familias de sus colaboradores, haciendo incidencia desde ese sector en la población rural en términos de seguridad alimentaria y nutricional”.

“La visión es más amplia, el sector privado puede ser un actor estratégico en el eje de gobernanza, donde se pueden incorporar a la estrategia para prevenir la desnutrición crónica como un nexo de coordinación entre la empresa y la comunidad, como parte del Sistema Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SINASAN-”.

Próximamente se llevará a cabo una reunión para replantear las intervenciones que se llevarán a cabo, tomando en cuenta que Centrarse actuará a nivel regional (altiplano y costa sur). Una de las propuestas es apoyar procesos de formación a través de las comisiones departamentales y municipales de seguridad alimentaria y nutricional.

Centrarse, es una organización que cuenta con más de 100 empresas asociadas que pertenecen a más de 20 sectores y subsectores productivos del país, es una coalición de empresas promotoras de la Responsabilidad Social Empresarial, para el desarrollo de las personas y del país, así como, la competitividad de las empresas.

Para establecer los efectos de la canícula prolongada en la población vulnerable a la inseguridad alimentaria y nutricional y definir estrategias de intervención para mitigar su impacto en las áreas más afectadas, la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SESAN-, en conjunto con otras instancias trabaja en la implementación del Plan de Respuesta para la Atención del Hambre Estacional 2017.

Como parte de sus prioridades, la SESAN, coordina acciones para la atención de la desnutrición aguda, principalmente en el periodo de hambre estacional en Guatemala contemplado de abril a agosto y que repercute con mayor intensidad en la zona denominada corredor seco, que incluye: El Progreso, Jutiapa, Baja Verapaz, Chiquimula, Zacapa y algunas comunidades de Quiché y Huehuetenango.

Rafael Salinas, subdirector técnico de SESAN, declaró: “el Plan de Respuesta para la Atención del Hambre Estacional 2017, contempla varias líneas de acción, como la búsqueda activa de casos de niños con desnutrición aguda para que reciban tratamiento oportuno con alimento terapéutico listo para consumir –ATLC-, la segunda acción a considerar es la asistencia técnica a familias de pequeños productores de granos básicos y entrega de semillas mejoradas, por último, la asistencia alimentaria a familias en riesgo de inseguridad alimentaria y nutricional”.

Salinas agregó: “tenemos una estimación preliminar del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación –MAGA-, que hay alrededor de unas 125 mil familias afectadas por canícula prolongada de 2016 y que en principio estarían siendo atendidas por este plan”.

Sobre el tema el secretario de Seguridad Alimentaria y Nutricional, German González comentó: “este será el cuarto año consecutivo que el Sistema Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional cuanta con este conjunto de acciones que aseguran que no tendremos efectos negativos del periodo de hambre estacional en Guatemala, en donde las familias tienen una menor cantidad de reservas de alimentos en sus hogares”.

González resaltó: “este año es el más novedoso en este proceso, en donde se han reunido solo las instituciones gubernamentales responsables, sino también invitamos a la Instancia de Consulta y Participación de sociedad, -INCOPAS-, CACIF y organizaciones de cooperación internacional, para que brinden aporte y tenga ejecución de sus acciones en el plan”.

Las Comisiones Municipales de Seguridad Alimentaria y Nutricional –Comusanes-, participan activamente en la identificación de las familias vulnerables a InSAN, para incluirlas en los diferentes programas que contempla El Plan de Respuesta para la Atención del Hambre Estacional 2017.

La coordinación interinstitucional para la implementación de este plan y la atención a emergencias, se realizará a través del Centro de Coordinación e Información –CCI-, con participación de SESAN, MAGA, Ministerio de Desarrollo Social –MIDES-, Instituto Nacional de Comercialización Agrícola –INDECA-, y la Secretaría Ejecutiva de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres -SE-CONRED-. Además, se cuenta con el apoyo del Grupo de Instituciones de Apoyo -GIA-; ONG, asociaciones y fundaciones que realizan acciones de seguridad alimentaria y nutricional.

Como parte la operativización de la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica en Chiquimula, la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SESAN-, realiza el acercamiento con líderes comunitarios, representados en los Consejos Comunitarios de Desarrollo, madres guías y facilitadores comunitarios.

Con esta acción se busca que los actores locales repliquen los objetivos de la estrategia en las diferentes comunidades de los cinco municipios insignia de Chiquimula, llevando mensajes claros sobre las intervenciones y las acciones que se deben promover desde el hogar para prevenir la desnutrición crónica.

Abelardo Villafuerte, delegado departamental de SESAN en Chiquimula, comentó: “El abordaje de la estrategia para prevenir la desnutrición crónica avanza efectivamente, se realizó la socialización en las Comisiones Municipales de Seguridad Alimentaria y Nutricional –comusanes-, de los municipios intensificados, como siguiente paso se promueven las asambleas con líderes comunitarios, quienes serán los facilitadores en sus comunidades”.

Villafuerte agregó: “Con los comunitarios se trabajan sesiones presenciales con material didáctico elaborado por SESAN, es un programa informativo y educativo que explica de forma sencilla y efectiva los diferentes componentes de la estrategia, como lo son; primer nivel en salud, educación para el cambio de comportamiento, agua y saneamiento y disponibilidad y economía familiar”.

El nivel de compromiso de todos los sectores de Chiquimula para la operativización de la estrategia es alto, sumando actores clave como municipalidades, sociedad civil, líderes comunitarios, cooperación internacional y colaboradores de las distintas instituciones de gobierno.

En la primera fase de abordaje de la estrategia en Chiquimula, se han focalizado los municipios de; Jocotán, Camotán, Chiquimula, San Juan Ermita y Esquipulas, mientras los seis restantes serán atendidos en una segunda fase, sin embargo desde el espacio de las comusanes se presenta la oferta programática de la estratégica.

Como prioridad de país, el presidente Jimmy Morales estableció la meta de reducir en 10 puntos porcentuales la desnutrición crónica durante su administración, para alcanzar el objetivo se desarrolla la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica, con intensidad en los departamentos de; Huehuetenango, Chiquimula, Alta Verapaz, Quiché, Sololá, Totonicapán y San Marcos.

 

Esta semana inició el Diplomado de Comunicación para el Desarrollo y Gobernanza en Seguridad Alimentaria y Nutricional en 21 municipios de Huehuetenango, en el cual participan actores locales de varias instituciones de gobierno y autoridades municipales.

Durante el primer día del evento, sobresalió un alto nivel de representatividad de las municipalidades y colaboradores de las distintas instituciones del Estado, lo que reafirma el compromiso por atender el problema de la desnutrición crónica en Guatemala.

Hamlet Canga-Argüelles , delegado de SESAN en Huehuetenango, comentó: “Como producto del diplomado, esperamos que a nivel municipal queden conformados equipos técnicos fortalecidos en la metodología de comunicación para el desarrollo, con enfoque en cambio de comportamiento, también en un tema clave como la gobernanza en SAN y que a partir de allí inicie la operativización de la estrategia comunitaria con la claridad de que la misma está enfocada a la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica”.

Canga-Argüelles  agregó: “Estamos partiendo de identificar la problemática, en este caso la desnutrición crónica y con la participación de actores locales construimos todo el proceso de enseñanza, aprendizaje y la visión del trabajo que debemos realizar. Como ente coordinador la SESAN, promueve, coordina y facilita los procesos para fortalecer las capacidades técnicas de las instituciones vinculadas a la estrategia”, finalizó.

El diplomado se desarrolla con metodologías participativas y dinámicas de integración para el abordaje de los temas; comunicación para el desarrollo, situación de la SAN, Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica, Ventana de los Mil Días, los 4 pilares de la SAN, gobernanza en SAN y mapeo de alcance del trabajo integrado, entre otros temas.

Este proyecto es apoyado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia – UNICEF-, y de acuerdo al cronograma de trabajo de la Dirección de Fortalecimiento Institucional de SESAN, también se replicará en los siete municipio de Jalapa.

 

Tras apoyar por seis años las políticas públicas de Guatemala en salud y nutrición, el Proyecto FANTA III, de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional –USAID-, presentó este martes los resultados y aportes para el país en estos temas.

Como objetivos de FANTA III se resaltan; promover la integración de intervenciones de nutrición basadas en evidencia en procesos de planificación y presupuesto nacional, impulsar recomendaciones en alimentos para mejorar las dietas de niños y mujeres y fortalecer las capacidades nacionales y locales en la nutrición materno-infantil.

Durante su discurso de cierre, Baudelio López, oficial de salud de USAID/ Guatemala, señaló: “Hoy me atrevo a decir que hay varios productos resultado del proyecto FANTA III, que nos dan una gama de herramientas y conocimientos, produciendo resultados concretos vinculando a la mujer, el hombre y la juventud, para que sean un actor proactivo en la resolución del problema de la desnutrición crónica en Guatemala”.

López resaltó: “Felicitamos a nuestros colegas de la SESAN y Comisión para la Reducción de la Desnutrición Crónica, porque tienen una visión clara y basada en evidencia, esperamos que todos los sectores, ministerios de línea, la sociedad civil, investigadores y la academia, nos unamos a esta lucha y visión clara y contundente”.

German González, secretario de Seguridad Alimentaria y Nutricional, comentó: “Es importante hacer énfasis que el problema más importante de salud pública en Guatemala se llama desnutrición crónica y el proyecto FANTA III, se dedicó a fortalecer las capacidades del Gobierno de Guatemala para hacer un enfoque integral de nutrición, agricultura y recurso humano a nivel local y nacional, en la implementación de la Ventana de los Mil Días y nutrición materno infantil para atender esta problemática”.

González agregó: “El proyecto produjo material, información y cursos en línea que están disponibles para que el país los continúe aplicando, la SESAN seguirá utilizando esta valiosa información para su implementación a nivel del Sistema Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SINSAN-“.

Para ayudar a Guatemala a alcanzar sus metas de alimentación y nutrición, las actividades de FANTA incluyeron:

• Asistencia técnica para fortalecer la capacidad del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) y el Ministerio de Finanzas para incorporar la nutrición en los presupuestos y planes anuales.
• Promover la aplicación de recomendaciones basadas en los alimentos apoyando al Gobierno de Guatemala ya los asociados en la implementación de la USAID para incorporar la adopción de las recomendaciones en las estrategias y planes nacionales para mejorar la diversidad y calidad de la dieta, particularmente de niños y mujeres.
• Fortalecer la capacidad del MSPAS para implementar de manera sostenible un curso sobre nutrición materna e infantil en los primeros 1.000 días para mejorar los conocimientos y habilidades relacionados con la prevención de la desnutrición crónica.
• Revisión de la situación, prevención y control de las deficiencias de micronutrientes en Guatemala, para orientar el desarrollo de estrategias y planes mejorados para reducir las deficiencias de micronutrientes.
• En colaboración con HEP +, fortalecer las capacidades de las redes de la sociedad civil en materia de nutrición materno-infantil, para que puedan abogar por una mayor financiación para la nutrición y mejorar la demanda de servicios de nutrición preventiva.

Con el objetivo de sensibilizar en el tema de la desnutrición crónica y promover actividad física, la Comisión Municipal de Seguridad Alimentaria –COMUSAN-, del municipio de Morales Izabal, programó para el 16 de marzo la Primer Carrera Contra la Desnutrición.

Este evento forma parte del Plan Operativo Anual POASAN, de Morales y beneficiará también a infantes recluidos en la sala de recuperación nutricional del Hospital Infantil de Puertos Barrios, a quienes destinarán bebidas fortificadas que se solicitarán a los participantes de la carrera contra la desnutrición.

Claudia Solórzano, delegada departamental de SESAN en Izabal, comentó: “Es un evento que se realiza por primera vez en Morales, con el apoyo de instituciones vinculadas a la COMUSAN y del alcalde Francisco Cappa Rosales, quien se unió a este esfuerzo, que integra a varios sectores, principalmente al sector educativo, que ha confirmado su participación en la carrera”.

Solórzano agregó: “Tenemos la expectativa que asistan 3 mil participantes en todas las disciplinas incluidas, se tiene la misión de concientizar a los participantes en el tema de la desnutrición infantil, quienes en su mayoría son del sector educativo público y privado, de los diferentes niveles educativos, en donde también queremos promover el deporte, la recreación y que participen más en el tema”, puntualizó.

De acuerdo a organizadores de la “Carrera Contra la Desnutrición”, existe la inquietud y deseo de más COMUSANES, en replicar este evento en otros municipios, como El Estor y Lívingston, incluyendo otros temas a socializar como: el cuidado del agua, los recursos naturales y la seguridad alimentaria y nutricional.

Los producto donados se distribuirán de forma equitativa en coordinación con el Área de Salud del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social –MSPS-, en base en los listados de casos de niños con desnutrición aguda identificados en el municipio de Morales, Izabal y la sala de recuperación nutricional del Hospital Infantil de Puerto Barrios, previo a la entrega se realizará un proceso de clasificación para descartar el producto vencido y realizar la entrega en base a la fecha caducidad.