Viernes, 19 Mayo 2017 22:48

Reduciendo la desnutrición crónica mejoran las oportunidades de la niñez guatemalteca

Valora este artículo
(0 votos)

Atendiendo el primer objetivo de la Política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Guatemala, que manda atender uno de los problemas más importantes del país, como es la desnutrición crónica, la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SESAN-, a través de la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica, priorizó la atención y protección del recurso más importante de la nación, el recurso humano desde su infancia.

Durante los últimos 40 años Guatemala comparte junto a siete países los índices de desnutrición crónica más altos a nivel mundial, por lo que el problema ha sido priorizado como emergencia nacional, manteniéndolo en la agenda pública y sumando esfuerzos de otros sectores que le apuestan a mejorar las oportunidades para la niñez guatemalteca.

Tomando como punto de partida la experiencia sumada en los dos últimos gobiernos en la lucha contra la desnutrición infantil y con evidencia científica como lo establecen estudios especializados como los de la Revista Lancet; más de 100 expertos y actores clave en el tema trazaron la ruta para reducir de forma más acelerada el problema de la desnutrición crónica en Guatemala.

German González secretario de Seguridad Alimentaria y Nutricional, explicó cómo la estrategia atiende la prioridad del Gobierno, “los esfuerzos y energías que como gobierno, sociedad civil y otros actores se le inyectan a la estrategia, impulsan acciones para que cada guatemalteco y guatemalteca tenga las mismas y mejores oportunidades generando un desarrollo integral al país”.

La experiencias nos han dicho que las intervenciones deben estar enfocadas en los primeros mil días de vida, expresadas en la institucionalidad del sector público con programas de prevención de la desnutrición crónica, y debemos hacer escala en cada uno de estos programas para alcanzar una reducción significativa al problema, como lo han hechos otros países en el mundo”, señala González.

Dentro de los avances que registra Guatemala en esta lucha se cuenta con una sistema desarrollo de monitoreo y evaluación, con resultados, datos precisos, a tiempo y con detalles exactos del problema de la seguridad alimentaria y nutricional para la toma de decisiones, “las políticas públicas se están basando en estos resultados para ajustarlas, modificarlas y apuntar a que exista más impacto y avance en la reducción de la desnutrición crónica”, subrayó el titular de SESAN.

La evaluación de impacto que se planteó para evaluar el programa de seguridad alimentaria y nutricional de la administración anterior, llamado Plan del Pacto Hambre Cero, contempló la realización de cuatro encuestas, en un área geográfica de 166 municipios priorizados por su alta prevalencia de desnutrición crónica en el país.

Se tuvo el acompañamiento del Instituto Internacional en Investigación de Políticas Alimentarias –IFPRI- por sus siglas en inglés, por recomendación de expertos del instituto, se elaboró el informe final con tres encuestas realizadas, ya que se tenían los datos suficientes el análisis y obtener resultados de cuáles y cuántas intervenciones impactaron de forma positiva para bajar la prevalencia de desnutrición crónica.

La SESAN ha apostado por los sistemas de información, es por ello que, el Sistema de Información Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, -SIINSAN- brinda información de calidad, ágil y oportuna, para que los tomadores de decisión hagan los ajustes necesarios para llevar a cabo las intervenciones de seguridad alimentaria y nutricional.

Al respecto, Sergio Hugo González, director de Planificación, Monitoreo y Evaluación de SESAN, mencionó: “en el SIINSAN se encuentran sistemas de alerta temprana que nos indica la situación de SAN en Guatemala, seguimiento especial del gasto y un conjunto de herramientas que le permite a los que están analizando la situación y tomando decisiones que reorienten las acciones que estén realizando en el momento”.

La clave en el abordaje de la estrategia nacional para prevenir la desnutrición crónica se encuentra en la articulación y coordinación de las acciones para que estén dirigidas al mismo niño y mujer embarazada focalizada, concentrando los esfuerzos de todas las instituciones para continuar de forma más acelerada la reducción del problema en el país garantizando el adecuado desarrollo y crecimiento de la niñez Guatemalteca.

 

Visto 104 veces Modificado por última vez en Sábado, 20 Mayo 2017 16:46

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.