Martes, 11 Abril 2017 21:14

Sistemas de alerta temprana previene la desnutrición aguda

Valora este artículo
(0 votos)

Como parte de las acciones contempladas en el Plan de Respuesta para la Atención del hambre Estacional 2017, se coordinan sistemas de alerta temprana para la toma de decisiones oportunas y alinear acciones interinstitucionales que atiendan la vulnerabilidad a inseguridad alimentaria y nutricional.

Estas acciones están enfocadas a la atención del hambre estacional en Guatemala, el cual es un deterioro recurrente de la situación alimentaria y nutricional de los hogares  vulnerables, producido por perdida en cosechas de granos básicos en agricultores de infra y subsistencia y falta de ingresos económicos en la familia que dependen de actividades agrícolas relacionadas al corte de caña de azúcar, café y otros cultivos de exportación nacional.

De acuerdo a registros de más de 7 años de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional, durante el periodo de hambre estacional marcado entre los meses de abril a octubre de cada año, incrementan los casos de desnutrición aguda en Guatemala.

German González, secretario de SESAN explica: “mediante la ejecución del plan para la atención del hambre estacional se busca contribuir a la mitigación de los efectos producidos en este periodo, enfocándonos en seis acciones; alerta temprana, fortaleciendo la vigilancia nutricional, monitereo de las zonas vulnerables, aumentar las capacidades de hogar para producir alimentos, articulación de actores  y asistencia alimentaria”.

Gonzalez resaltó: “es importante mencionar que en este teme contar con sistemas de alerta temprano que pronostiquen fenómenos adversos que atenten contra la producción de cultivos, permitirá tomar decisiones a tiempo y sobre todo más cercanas a la comunidad”.

“Es un esfuerzo de coordinación interinstitucional descansado en los consejos municipales y departamentales de desarrollo, en donde se recibe información de cómo se encuentran los cultivos, monitoreo de precios de los cultivos y el pronóstico de la seguridad alimentaria y nutricional de las comunidades vulnerables”, puntualizó.

Un caso de desnutrición aguda que se detecta a tiempo, tiene posibilidades de recuperarse de manera más rápida en un periodo de 10 días, por lo que es necesaria la ayuda de la comunidad y los municipios para identificar estos casos  y activar de forma oportuna los tratamientos para su atención. 

Visto 148 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.